Contáctenos:

ogd@visitbolivia.org

(591-2) 211-7133

  • Español
    • English

GASTRONOMIA

UNA RESEÑA ACERCA DE LOS EXQUISITOS PLATOS DE BOLIVIA

La gastronomía de Bolivia es famosa por su variedad, se basa en productos típicos de las zonas como por ejemplo las frutas y verduras, carnes, trigo y maíz, entre otros, con los que se elaboran suculentos platos. Su cocina varía dependiendo de la zona geográfica de este país, es decir cada región tiene su sabor característico.

En la zona del altiplano son frecuentes los hidratos de carbono, en la región de Cochabamba carne de pollo, res, cordero, cerdo, papa, camote, yuca y plátano; yucas, frutas y verduras destacan en las zonas bajas.

En la ciudad de La Paz no puede dejar de comer un buen fricasé paceño, o dejar de acompañar un café caliente con una marraqueta (pan crujiente). Si su recorrido continúa hacia el sur boliviano y visitas Oruro, no deje de probar el rostro asado y el charquekán. Después de conocer la Casa de la Moneda en Potosí, deguste unas salteñas.

En Sucre, luego de un paseo por los Museos, las Iglesias y la Recoleta, almuerce unos deliciosos chorizos criollos. En Tarija, después de visitar los viñedos chapacos, el saice es imperdible. Santa Cruz lo invita a saborear un buen majadito, el sonso y el cuñape acompañado de un café caliente.

Beni y Pando le dan la bienvenida con un delicioso masaco, tamales y locro. A su retorno a Cochabamba disfrute de los deliciosos manjares que le ofrece La llajta (ciudad de Cochabamba). ¡Buen provecho!

LA QUINUA - GRANO SAGRADO

La quinua fue el principal cultivo de los Andes y el principal alimento de los Incas por considerarlo sagrado. La "chenopodium quinua" llamada Madre Grano por los Incas se cultiva desde hace más de cinco mil años en tierras que van de 3000 mil a 4000 mil metros sobre el nivel del mar, con una precipitación de 200 a 400 mm de lluvia anual, como lo atestiguan granos de este cereales encontrados juntos a las momias enterradas en todo el antiguo imperio.

Las últimas investigaciones bio-arqueológicas han demostrado que los súper cereales como la quinua, la kiwicha, el maíz, los frijoles y el tubérculo de la papa formaban parte de la alimentación diaria, no solamente de los Incas también de los Mayas y Aztecas. Menos la papa que al principio, con mucho atraso y dificultades, después de dos siglos se expandió por el mundo, siendo ahora uno de los alimentos más difundidos; los otros preciosos cereales fueron relegados en el olvido. Esta antigua sociedad de agricultores usó la misma red de comunicación de su territorio para almacenar las distintas cosechas de cereales. El "Camino Principal" (qhapaq Ñan en quechua) unía de norte a sur lugares convenientes que eran escogidos cerca de esta gran vía, en frescas y ventiladas alturas, para conservar los granos.

Hoy día se exportaron 2.500.000 toneladas métricas de quinua desde el altiplano boliviano a mercados en Alemania, Holanda, Japón, Austria, Francia y Perú.

EL SABOR DE LOS VALLES BOLIVIANOS

En los valles de Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, se produce una gran variedad de frutas, vegetales, granos y legumbres. Cochabamba es la ciudad gastronómica por excelencia, donde el api con pastel, las salteñas, los chorizos, el relleno de papa, la chank'a de pollo, el picante de pollo, el pique macho, el chicharrón, el charque, las humintas, el silpancho, y todos los sabores de Bolivia entera están presentes; pues si algo no fue creado acá, es costumbre del cochabambino mejorarlo a tal punto, que uno olvida su procedencia y se convierte por siempre y para siempre en un plato cochala.

Además, acompañar cada plato con llajua (especie de salsa preparada con locoto, tomate, quilquiña y un toque de sal), tiene la particularidad de enriquecer hasta el plato más insípido. Para el cochabambino la llajua es como la cereza del helado.

La gastronomía de Sucre ofrece tradición, variedad, sabor y aroma en sus platos, además de excelentes chocolates y dulces, con los que los paladares más golosos, quedarán más que satisfechos. Entre los platos típicos hay que destacar los chorizos chuquisaqueños y los chorizos criollos que se sirven antes del medio día y que suelen acompañarse con cerveza negra. Las empanadas son una parte importante de la tradicional gastronomía chuquisaqueña y se comen a media mañana. La fritanga es un plato preparado con carne de cerdo, ají colorado, cebolla y mote blanco. El mondongo es un plato que consiste en mote de maíz cocido, cuero de chancho y ahogado, acompañada de la carne de chancho. El karapecho está elaborado con charque seco, papa y mote. Coco de Pollo: pollo, chicha, condimentos. Y por fin, la sulka es una especialidad de carne de res, maíz, ensalada de lechuga, tomate y cebolla.

En el campo de la gastronomía, Tarija es famosa por sus platos típicos como el arvejado, saice y la chanka de pollo. El arvejado es un plato que consistente en una mezcla de arvejas con ají de la región y carne, acompañado con arroz. El plato tradicional de Tarija es el saice el mismo que se prepara con carne molida de res, papa harinosa, arvejas y se lo acompaña con arroz, fideo y chuño rebosado con queso y huevo, también se lo sirve con ensalada de tomate, lechuga y cebolla. La chanka de pollo consistente en una sopa picante, mezclada con pollo, acompañada con papas o chuño.

LAS TENTACIONES CULINARIAS DE LAS TIERRAS BAJAS

En el oriente boliviano se consume mucho el tujuré con leche, elaborado a base de maíz, lejía y leche, se consume caliente o frío. Sin embargo, el producto más importante es el maíz, del cual existen muchas variedades, como el kulli o maíz morado. En las tierras bajas o llanos, Pando, Beni y Santa Cruz, la yuca reemplaza a la patata y es más frecuente el uso de hortalizas. Se produce azúcar, plátanos, almendras, frutas tropicales, soja y carne de res.

El plato principal de los llanos es el locro, una sopa de arroz con charque o pollo. En esta parte del país, extremadamente húmeda se preserva la repostería de una manera muy ingeniosa: por ejemplo se deja en el horno al fuego lento una clase de cuñapes hasta que se deshidrata y endurece. Para consumirla, se remoja en el café o en la bebida caliente con la cual se está acompañando.

Asadito colorado es un plato típico de la provincia de Vallegrande; está hecho en base a carne de cerdo, preparado con condimentos, especialmente un colorante rojo por lo cual lleva el nombre, se cuece en la misma manteca que escurre de la carne. Se acompaña con papas cocidas, ají y pan si desea. Las kjaras a la brasa es un plato típico de la región de los valles, en una zona próxima de los departamentos de Santa Cruz y Chuquisaca, más propiamente en la provincia de Vallegrande del departamento de Santa Cruz. Contiene mote, papas, chuletas de cerdo, y el cuerrillo de cerdo que está cocido sobre las brazas vivas, es un plato delicioso que invita a disfrutar los sabores de la gastronomía del oriente boliviano.

ALGUNOS PLATOS DE LA PAZ

CHAIRO PACEÑO

Sopa preparada con chuño, carne de cordero, chalona remojada, papa, zanahoria, cebolla, habas, mote de maíz, hierba buena, wuacataya, orégano y sal al gusto.

PLATO PACEÑO

Preparada con choclo, papa, habas y queso salado frito, se puede acompañar con salsa picante (llajwa).

QUESO HUMACHA

Como ingredientes: queso, ají amarillo, choclo y papa pureja. Se sirve dos o tres papas en plato plano y se decora el plato servido con abundante queso fundido.

FRICASÉ PACEÑO

Completamente distinto al fricasé europeo, es un plato tradicional en base a carne de cerdo, maíz blanco y chuño, todo condimentado con ají amarillo, se sirve en plato hondo, con una porción de caldo.

THIMPU

Preparado con carne de cordero, papa, arroz, salsa en base a ají colorado, cebolla, arveja y haba.

LA SALTEÑA

La Salteña es una empanada preparada con carne de res o pollo, papa, verduras y salsa picante. Es toda una institución y una tradición en Bolivia, sobre todo en la región occidental, donde no puede faltar a media mañana, acompañada con ají o locoto.

LA TRUCHA DEL LAGO

La Trucha Rosada del Lago Titikaka es considerada una de las mejores delicias culinarias de la región. Esta especie llamada así por su sabrosa carne color rosada, habita únicamente en este sagrado lago.
Se prepara de distintas formas:
A la Romana (rebosado en huevo y pan)
A la mantequilla (a la Plancha)
A la Boloñesa (con salsa de tomate).

EL HORNO DE BARRO

En la región del campo es muy común encontrar hornos de barro en los cuales la gente prepara comidas como Chancho asado, papas e incluso panes en distintas variedades típicas de la región. La comida al horno de barro tiene un sabor único y delicioso. Por supuesto, el fuego se alimenta con leña del monte (un lujo que no se pueden dar en las grandes ciudades).

LA WATÍA

La Watía es una comida tradicional Aymara que se prepara en un hueco en la tierra, cubierto con hojas de alfalfa y rocas.
Entre sus ingredientes se utiliza:
Carne (de cualquier tipo).
Condimentos como Sal, Pimienta y Locotos.
Camote
Choclo (maíz).
Papas y Chuño.

¿Cómo se prepara la Watía?

Esta es una forma muy interesante y ecológica de cocinar .Se hace un hoyo en el suelo y se coloca piedras luego se calienta el hoyo y las piedras con leña, cuando está bien caliente se retira la leña.. Aparte, se coloca en una olla todo tipo de carnes según elección (pollo, cordero, alpaca, vacuno, cerdo),se añaden condimentos (pimienta, comino, locoto, ají, sal),se pone la olla entre las piedras y se rodea con camote, choclo y papas, envueltos en papel de aluminio, finalmente se tapa todo con hojas de choclo o alfalfa, sobre esto se colocan sacos mojados y se cubren con tierra. En una hora está listo. Se sirve con un vasito de jugo de la cocción en la olla, además de papa, y si se gusta una ensalada.

Sandwich de Chola
Desayuno Paceño
Picante Mixto
Plato Paceño

SOCIOS

Hidalgo Tours
Hotel Gloria
Millenarian Tourism & Travel
Hotel Restaurante Oberland
Facebook
Google+
E-mail

Av. Arce Edif. Santa Isabel, Bloque C Mezanine 2, Of. 4